Blog

Desmotivación en la adolescencia

Actualidad hace 10 meses

Descubriendo colores en vidas grises: Un viaje de Orientación Vocacional

...

La adolescencia de nuestro tiempo está marcada, en muchos casos, por la desmotivación en sentido amplio que, sin llegar a ser depresión, nos hace pensar en el concepto trabajado por Ana María Fernandez en su libro “jóvenes de vidas grises”. Este término se refiere a una forma de existir en la que las personas se adaptan demasiado a lo que se espera de ellas, perdiendo el sentido de aventura y arrojo por algo que nos “anime”.

Hace poco conocí a Mateo -supongamos que se llama Mateo- que entró al consultorio con una mochila llena de dudas y un brillo apagado en sus ojos. A medida que hablamos, comenzó a revelar su lucha interna y su sensación de estar en una especie de "pausa" en su vida. Mateo no tenía grandes proyectos o aspiraciones más o menos identificables. Parecía estar flotando en una especie de desinterés, sin encontrar algo que despertara un atisbo de su deseo. Hablaba de su día a día con un tono plano, como si estuviera simplemente cumpliendo con lo que se esperaba de él. A pesar de su inteligencia y habilidades, carecía de esa chispa que enciende la emoción y la motivación.

Mateo estaba viviendo una de esas “vidas grises”. Las personas que viven de este modo tienen alguna de estas características:

- Tienen poca energía y no están muy emocionadas por nada en particular.

- Se sienten aburridas y no experimentan emociones fuertes. Hacer cualquier cosa les cuesta mucho trabajo, y suelen estar cansadas.

- No parecen tener muchas dificultades en la vida, pero tampoco hablan mucho de momentos felices. Han olvidado cómo jugar o disfrutar de la vida.

- No tienen mucho interés en el sexo, incluso si son jóvenes y heterosexuales.

- No se sienten muy motivados a pasar tiempo con otras personas o a enfrentar situaciones difíciles. Tienen algunos amigos, pero no son activos ni muy sociales.

- Suelen decir que "todo está bien".

Observé cómo Mateo se había sumido en esta especie de rutina apagada, donde incluso sus intereses se habían vuelto monótonos y sin emoción. A medida que continuábamos hablando, pude ver cómo este desinterés se estaba proyectando a sus decisiones futuras, especialmente en relación con su carrera. A pesar de ser un adolescente inteligente y capaz, Mateo no tenía una visión clara de lo que quería hacer después de la escuela. No tenía sueños o metas específicas que lo impulsaran hacia adelante.

Mateo, y tantos otros en este tiempo, viven como si estuvieran en modo automático, sin buscar desafíos ni poder construir experiencias propias. En comparación con generaciones anteriores, parece que les faltara la idea de enfrentar desafíos o de crear cosas nuevas. Esto puede deberse a que se sienten presionados por la sociedad actual y prefieren evitar conflictos o dificultades. Simplemente se adaptan.

Esta adaptación excesiva a menudo puede llevar a una sensación de vacío y desconexión con uno mismo y cómo puede conducir a una vida que carece de significado y satisfacción personal.

A lo largo de nuestras sesiones, trabajamos juntos para ayudar a Mateo a explorar sus intereses y pasiones. Lo animé a experimentar con nuevas actividades y a cuestionar sus propias creencias sobre lo que debería hacer. A medida que comenzó a romper con la monotonía y a abrirse a la posibilidad de descubrir lo que realmente le emocionaba, poco a poco comenzó a sentir una mayor conexión consigo mismo y con sus propios deseos. El proceso de exploración y autodescubrimiento no fue fácil, pero poco a poco, Mateo comenzó a ver un cambio en su perspectiva y actitud hacia su futuro. A medida que cultivó un sentido renovador de motivación y entusiasmo, su "vida gris" comenzó a teñirse de colores un poco más vivos.

Despertar la motivación de los jóvenes que tienen esta característica no significa alentar cualquier intento adaptativo de manifestar expectativas, proyectos o desafíos “bien vistos” por el otro que representa el mundo adulto. Al contrario, a veces es necesario cuestionar las mejores intenciones y explorar más allá de lo obvio para encontrar rasgos de autenticidad que nos conduzcan al deseo y a la motivación genuina

¿Todavía tenés dudas?

Estoy en línea, escribime

HABLEMOS
WhatsApp